Brasil. Pastoral de Educación: Desigualdades en la educación pública

El XX Encuentro Nacional de la Pastoral de Educación de Brasil tendrá lugar el 11 y 12 de septiembre. Los desafíos de la educación pública en Brasil ante la situación provocada por la pandemia de Covid-19, con la suspensión de clases, las dificultades de conexión a la red y los ya endémicos problemas de la pobreza y desigualdad son los principales temas a discutir.

El  Sector de Educación de la Comisión de Cultura y Educación de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), en alianza con la Asociación Nacional de Educación Católica, el Instituto Federal de Rio Grande do Norte (IFRN) y FTD Educação (Institución de la Congregación Marista intitulada a Frère Théophane Durand), abordarán el tema: “Iglesia en salida: la pastoral de la educación en las escuelas públicas”, durante el XX Encuentro Nacional de Pastoral de Educación que se realizará, el 11 y 12 de septiembre, en formato virtual.

“Con las clases suspendidas desde abril en todo el país debido a la pandemia Covid-19, miles de estudiantes tuvieron que adaptarse al estudio en línea de la noche a la mañana y el gran desafío fue mantener sus estudios en Internet con regularidad” señala una nota publicada en el portal de la CNBB que aborda el contexto del encuentro.  

Los responsables de la pastoral de educación subrayan que tener que lidiar, de repente, con una nueva forma de aprendizaje, a distancia, mediada por la tecnología de las computadoras y los teléfonos celulares, no fue tarea fácil para las escuelas, el país, los educadores y para los propios estudiantes.

Desigualdades y dificultades en el acceso a internet

“Esta nueva realidad mostró las desigualdades y dificultades en el acceso a internet de las familias de bajos ingresos y / o quienes viven en regiones donde la señal no llega”, afirma el comunicado. Además, plantea la falta de instrumentos y estructuras de las escuelas, especialmente las públicas, para implementar una instrucción a distancia, así como también la falta de capacitación de los mismos profesores en este tipo de enseñanza.   

De allí, la necesidad de escoger un tema, que en estos momentos preocupa a todos los actores del sector educativo que involucra a millones de personas.  Una serie de retos y perspectivas, que para monseñor Pedro Cruz, obispo de Campanha y responsable de educación del área Oriente 2 de la CNBB, deben llevar a una acción pastoral en la Escuela Pública con una mirada a esta ‘nueva normalidad’.

Desafíos en el campo ético y humanitario

“Ante los desafíos que enfrentamos en el campo ético y humanitario, debemos motivar a los educadores a promover una educación capaz de mejorar la persona humana, enfatizando sus valores morales y derechos inviolables. Este objetivo solo se logrará en una actitud de apertura, diálogo y respeto al otro”, advierte el prelado interpelado sobre los objetivos del encuentro.

En referencia al Pacto Educativo Global propuesto por el Papa Francisco, monseñor Cruz indica que se trata de un camino que motiva a ocupar los “espacios educativos públicos” a través de un diálogo amplio, recíproco y fraterno; siempre apuntando al bien común. «Quizás este sea el mejor y más motivador camino de una Educación Pastoral que arroje luz sobre la emergencia educativa que estamos viviendo», afirma el prelado.

La nota de la CNBB aporta algunos datos sobre la realidad educativa en Brasil basados en una encuesta oficial de 2017, según la cual siete estados y el Distrito Federal tuvieron una caída en los resultados de la escuela secundaria. Los datos también muestran que, al considerar todo el país, solo los años iniciales de la escuela primaria alcanzaron las metas intermedias definidas para el año pasado, mientras que toda la escuela secundaria y los últimos años de la escuela primaria bajaron y mostraron una caída en al menos un indicador.

CCJ NOTICIAS

Compartir