Presidente Hernández dice que el mundo libra una batalla contra el COVID-19 y pide orar

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este martes que el mundo está librando una batalla contra el coronavirus, que en el país centroamericano deja nueve casos confirmados, y pidió a los hondureños unirse en oración el jueves en una jornada de ayuno y plegarias.

«El problema al que nos enfrentamos es grande, estamos librando una batalla contra un enemigo desconocido y que aún no entendemos del todo», subrayó Hernández en una cadena nacional.

Destacó que el COVID-19 ha causado daños en Asia, Europa y ahora en América, por lo que pidió a la población prepararse con todas las «capacidades para vencerlo y prevalecer».

El gobernante hondureño indicó que la experiencia de otros países afectados por el virus señala la necesidad de «adelantarnos y no esperar que llegue la mayor intensidad del brote».

La capital hondureña es donde se han reportado más casos, seis de los nueve confirmados en el país, y donde rige un toque de queda «absoluto e indefinido», medida impuesta también en las ciudades de Choluteca, La Ceiba y San Pedro Sula.

Mientras que en el resto del país se impuso la víspera un toque de queda por siete días que incluye la suspensión del servicio de transporte público y el cierre de negocios, excepto los de productos de primera necesidad.

MEDIDAS DURAS Y DRÁSTICAS
Lo recomendable, añadió Hernández, «es tomar medidas duras y drásticas para tratar de frenar el avance del contagio».

«Como nación haremos todo lo que sea necesario para detener el avance de esta epidemia, va a requerir de sacrificios, mucha disciplina, de mucho amor al prójimo y también de solidaridad con los todos, pero más con los más vulnerables», subrayó el gobernante.

Agregó que existe la voluntad necesaria para enfrentar «con éxito» esta pandemia, pero ante el peligro que representa el virus es necesario solicitar «la ayuda» a Jesucristo.
Jesús «siempre nos ha protegido en las dificultades y crisis que hemos sufrido los hondureños», enfatizó Hernández, quien instó a sus compatriotas a sumarse a la jornada de oración.

ORAR DE CORAZÓN
«Esperamos (que todos los hondureños) sean parte de esa oración para pedir por el presente y futuro de nuestra nación», destacó.

Instó a los hondureños pedir a Dios que «nos guarde y proteja para que permita que con su guía divina y nuestro esfuerzo salgamos victoriosos de esta amenaza».

El gobernante aseguró que Dios «nos escucha si le oramos de corazón», por lo que volvió a invitar a los hondureños a participar el jueves en la jornada de oración y ayuno.

INSUMOS
El gobernante hondureño anunció en Twitter que en las próximas horas arriba al país el avión presidencial, con procedencia de Nueva York, con «respiradores, ventiladores mecánicos y succionadores» para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Los insumos y materiales son trasladados por una misión de la Fuerza Aérea Hondureña, según la información oficial.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (OACNUDH) hizo un llamamiento a los hondureños a «tomar medidas urgentes para mitigar el impacto» del COVID-19, principalmente en grupos de mayor vulnerabilidad.

CCJ NOTICIAS

Compartir