Duffé. Una oportunidad de trabajar por la renovación de la Tierra

Monseñor Bruno-Marie Duffé, Secretario del Dicasterio para el servicio del Desarrollo Humano Integral, publica una carta invitando a los católicos de todo el mundo a participar en el Tiempo de la Creación, una oportunidad para trabajar por la renovación de la Tierra.

En el ámbito del Año Aniversario especial de la Laudato si’, Monseñor Bruno-Marie Duffé, Secretario del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, publicó una carta invitando calurosamente a la Iglesia a «unirse a la familia ecuménica para celebrar el Tiempo de la Creación, temporada que se desarrolla cada año desde el 1 de septiembre, Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, hasta el 4 de octubre, festividad de San Francisco de Asís».

Trabajar en pos de la renovación de nuestra Tierra

Este tiempo tan especial – escribe Mons. Duffé – nos ofrece la oportunidad de trabajar en pos de la renovación de nuestra Tierra, y de las preciosas relaciones que compartimos.

Inspirados en la exhortación apostólica Querida Amazonía, animamos al pueblo de Dios a acelerar sus pasos hacia nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral planificando actividades para el Tiempo de la Creación. Entre ellas podrían incluirse actividades como una misa conmemorativa o una caminata de peregrinación, prácticas de sostenibilidad o iniciativas de apoyo que se llevarán a cabo durante esta temporada especial, para responder al clamor de la tierra y al clamor de los pobres.

El Tiempo de la Creación es un evento anual que fomenta la oración y la acción por nuestra casa común. En los últimos años, miles de católicos en seis continentes han organizado actividades locales para celebrar el Tiempo de la Creación. En 2019, el Papa Francisco emitió la primera declaración papal sobre este tiempo.

Recuperación sana significa ver que todo está conectado

La celebración del Tiempo de la Creación es especialmente relevante este año, a la luz de la pandemia del coronavirus:

El mensaje del Papa Francisco, que nos llama a hacer frente a las duras pruebas de los más vulnerables entre nosotros, – continúa el secretario del Dicasterio Vaticano – es particularmente relevante a la luz de la pandemia de coronavirus. En un momento en que el mundo experimenta una profunda incertidumbre y sufrimiento en medio de una emergencia mundial, estamos llamados a reconocer que una recuperación verdaderamente sana significa ver que todo está conectado y recuperar los lazos que hemos roto. Cada vez más, descubrimos que debemos crecer más y más en solidaridad y cuidar los unos a los otros en fraternidad.

Una respuesta integral a la pandemia

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano está trabajando actualmente en la elaboración de una respuesta integral a la pandemia, abordando tanto las necesidades inmediatas de los que sufren hoy en día como la necesidad a largo plazo de crear sociedades más justas. Como dijo el Papa Francisco durante su audiencia general del 22 de abril de 2020, en el quincuagésimo Día de la Tierra: «Como la trágica pandemia de coronavirus nos está demostrando, solo juntos y haciéndonos cargo de los más débiles podemos vencer los desafíos globales».

CCJ NOTICIAS

Compartir