La incertidumbre reina entre unos 700 mil hondureños sin la nueva tarjeta de identidad a menos de 48 horas para que expire la vigencia del actual documento y sin la cual no podrán realizar trámites legales ni comerciales.

En las últimas horas, el registro civil de Tegucigalpa y los puntos de entrega se han visto colapsados de personas intentando conseguir la nueva cédula en vista que el plazo se termina mañana a las 12 de la noche.

Mucha gente, sin embargo, sigue sin el documento ante la lentitud del Registro Nacional de las Personas (RNP) y el Programa de las Naciones Unidas (PNDU), que se hizo cargo del proceso de enrolamiento, producción y entrega de la nueva tarjeta de identidad en el 2019.

El PNUD pactó con el RNP contratar a una firma francesa, que fabrica el documento en Polonia, y la que todavía debe unas 170 mil, según el último reporte del director de la institución estatal, Óscar Rivera.

En las cuentas del funcionario, el RNP debió entregar por lo menos 250 mil tarjetas diarias desde el lunes pasado si quería evacuar la demanda, pero las improvisaciones de logística, más el paro de labores por falta de pagos de los empleados encargados de hacerlo ha impedido la misión.

Rivera dijo el martes que habían arreglado el pago de salario de los empleados, pero no garantizó que entregaran todas las tarjetas pendientes a sus propietarios. Tampoco ha llegado el último lote desde Polonia.

Las 298 oficinas del RNP a nivel nacional más otros puntos especiales en centros comerciales en Tegucigalpa y San Pedro sula, siguen esperando que la gente retire las cédulas o que el Congreso apruebe una nueva prórroga de vigencia de la actual.

El empresariado hondureño advirtió que no aceptarán la cédula vieja a partir del sábado en los establecimientos bancarios y comerciales.

El RNP corre al mismo tiempo con la fecha fatal para las elecciones de noviembre ya que la nueva tarjeta de identidad es la única válida para ejercer el sufragio.

CCJ NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.