Papa Francisco aconseja pedir a San Ignacio la virtud de la humildad

El Papa Francisco recordó a San Ignacio de Loyola este 31 de julio, día en que la Iglesia Universal celebra su memoria litúrgica, y rezó para que “nos enseñe la humildad” para tener presente que es Dios quien “actúa en nosotros” en la construcción del Reino de Dios.

Así lo indicó el Santo Padre en un mensaje enviado a través de su cuenta oficial de Twitter @pontifex_es en el que escribió que “que San Ignacio nos enseñe la humildad que nos hace conscientes de que no somos nosotros quienes construimos el Reino de Dios”.

En esta línea, el Papa añadió que “es siempre la gracia del Señor que actúa en nosotros, frágiles vasijas de barro en las que hay un tesoro inmenso que llevamos y comunicamos”.

En 2019, el Pontífice recordó el 31 de julio al fundador de la Compañía de Jesús y señaló que San Ignacio de Loyola “cuando era un joven soldado pensaba en su propia gloria; pero luego fue atraído por la gloria de Dios, que dio sentido a su vida”.

Además, en 2017 el Papa Francisco recordó a San Ignacio de Loyola e invitó a dejar “que el Señor Jesús nos conquiste y, guiados por Él, pongámonos al servicio del prójimo”.

Eucaristía con más de doscientos jesuitas

En el primer año de su Pontificado, el Santo Padre presidió una Misa el 31 de julio de 2013 en la iglesia romana del Gesù junto a más de doscientos jesuitas. En su homilía, el Papa propuso reflexionar sobre tres conceptos: poner al centro a Cristo y a la Iglesia; dejarse conquistar por Él para servir y sentir la vergüenza de nuestros límites y pecados para ser humildes ante él y ante los hermanos.

“El lema de nosotros, los jesuitas, ‘Iesus Hominum Salvator’ nos recuerda constantemente una realidad que nunca debemos olvidar: la centralidad de Cristo para cada uno de nosotros y para toda la Compañía que precisamente San Ignacio quiso que se llamase ‘de Jesús’ para indicar el punto de referencia”, destacó entonces el Santo Padre.

Ser hombres radicados y fundados en la Iglesia: así nos quiere Jesús. No puede haber caminos paralelos o aislados. Sí, caminos de búsqueda, caminos creativos, sí, es importante; ir hacia las periferias… pero siempre en comunidad con la Iglesia, con esta pertenencia que nos da el valor para ir hacia adelante», señaló el Papa.

Por ello, el Santo Padre los exhortó a “dejarse conquistar por Cristo” ya que es Dios que “primerea” y agregó la importancia de “ser conquistado por Dios para ofrecer a este Rey toda nuestra persona y nuestro cansancio… imitarlo en soportar incluso injurias, desprecio, pobreza” porque “dejarse conquistar por Cristo significa estar siempre tendidos hacia quién tengo enfrente, hacia la meta de Cristo”.

CCJ NOTICIAS

Compartir