UNICEF. Contaminación: 1 de cada 3 niños envenenados por el plomo

De una manera masiva y sin precedentes, miles de niños y jóvenes en el mundo están siendo afectados por la contaminación del plomo. Según un nuevo informe presentado hoy por UNICEF y Pure Earth, es necesario una atención especial a este problema que “destruye silenciosamente la salud y el desarrollo de los niños”.

“La verdad tóxica: La exposición de los niños a la contaminación por plomo socava una generación de potencial”. Este es el nombre del informe presentado por UNICEF y Pure Earth, donde hablan del problema del “envenenamiento por plomo” que afecta a miles de niños en el mucho. A su vez, este informe presenta un análisis sobre este tema, realizado por el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) y verificado y aprobado para su publicación en Environmental Health Perspectives.

Un problema que destruye silenciosamente

En el informe se destaca que alrededor de 1 de cada 3 niños (casi 800 millones a nivel mundial) tienen niveles altos niveles de plomo en su sangre. Alrededor de la mitad de estos niños viven en el Asia meridional. Este problema destruye “silenciosamente la salud y el desarrollo de los niños”, que pueden llegar a tener consecuencias fatales. Ante ello, Henrietta Fore, Directora General del UNICEF, declaró que es necesario “inspirar una acción urgente para proteger a los niños de una vez por todas”.

Según el informe, la contaminación por plomo puede también ocasionar problemas de salud mental y de comportamiento, lo cual puede estar vinculado a la delincuencia y la violencia. Además, los niños pueden sufrir danos renales y enfermedades cardiovasculares durante toda su vida.

Las causas de la contaminación por plomo

Las causas de este problema pueden ser muy variadas, pero primordialmente está ligado al reciclado informal y no estándar de baterías de plomo-acido, siendo esta “una fuente importante de contaminación por plomo en los niños que viven en países de ingresos bajos y medios”, donde la utilización de los automóviles va en aumento.

Otras fuentes de contaminación son: “la presencia de plomo en el agua de las tuberías con plomo; el plomo de la industria minera, como la minería y el reciclado de baterías; los pigmentos y la pintura a base de plomo; la gasolina con plomo, que se ha reducido considerablemente en los últimos decenios pero que ha sido una importante fuente histórica”, entre otras.

Tomar conciencia y restaurar los daños

En un sentido positivo, Richard Fuller, Presidente de Pure Earth, añadió que “el plomo puede ser reciclado de forma segura sin exponer a los trabajadores, sus hijos y los lugares de alrededor. Los sitios contaminados con plomo pueden ser recuperados y restaurados”. En este sentido, Fuller dijo que es necesario hacer consientes a las personas del grave peligro del plomo y equiparlas “con herramientas para protegerse a sí mismo y a sus hijos”. Así, el informe concluye dando algunos lineamientos a los gobiernos para poder prevenir y restaurar dicho problema.

CCJ NOTICIAS

Compartir