Brasil. Carta del pueblo amazónico a la 75ª Asamblea de la ONU

«Incluso en la Amazonía no podemos respirar», comenzó la carta enviada por la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) a los líderes presentes en la 75ª Asamblea General de las Naciones Unidas. Un «Grito de la selva», para que se puedan tomar medidas concretas para la protección de la Casa Común.

El 22 de septiembre se celebró una reunión de la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) para lanzar el «Grito de la selva». El evento contó con la presencia del Cardenal Cláudio Hummes, presidente de la REPAM, con la coordinación de José Gregório Díaz Mirabal. El tema de la reunión: «El Amazonas ante su peor crisis: Covid-19, incendios, violencia y cambio climático».

Carta abierta a la ONU

Al final de la reunión se presentó una carta abierta a todos los líderes reunidos en la 75ª Asamblea General de las Naciones Unidas: «Incluso en el Amazonas no podemos respirar».

En la carta se pide básicamente que las decisiones no se tomen en vano y sobre todo que se consulte a los pueblos indígenas. El pueblo amazónico recordó a la 75ª Asamblea General de la ONU: «Estamos aquí, casi sin poder respirar por el humo de los incendios en nuestros bosques o la fuerza del Covid-19 en nuestros cuerpos. Sin embargo, estamos haciendo todo lo posible para contener al mismo tiempo el avance de los incendios, los virus y las invasiones, en una batalla desigual para sobrevivir y asegurar la supervivencia de toda la humanidad».

Utilización de los recursos naturales

Comentando las decisiones que se pueden tomar en relación con el medio ambiente en la Amazonia, la Coordinación hace un llamamiento a los líderes de las Naciones Unidas «para que se comprometan a respetar e incorporar nuestras prácticas sostenibles en el uso de los recursos naturales si queremos sobrevivir». Omitir esto sería caer en un discurso deshonesto y vacío, porque no habrá otra forma de recuperar nuestras economías si no tomamos en serio la recuperación de nuestros ecosistemas naturales».

Deforestación Cero

A continuación, una reflexión sobre la situación actual que debe ser considerada por los líderes:

“Pedimos el compromiso de mantener al menos el 80% del Amazonas intacto y que se reconozcan nuestros territorios para que podamos salvaguardar al menos la mitad de la tierra durante la próxima década. Tenemos sólo 10 años para reforestar y al mismo tiempo lograr la deforestación cero. Es difícil, pero no imposible.”

Acciones concretas

Finalmente, la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica recuerda a los líderes que «ante una Amazonía en punto de no retorno y sus graves implicaciones para el clima y la seguridad alimentaria mundial, exigimos responsabilidad, un discurso apoyado en acciones concretas», con las siguientes medidas clave para la supervivencia: «debemos relanzar el Acuerdo de París y evitar los acuerdos comerciales extractivos, y que los bancos dejen de financiar proyectos perjudiciales para la Amazonía».

En conclusión, el Grupo de Coordinación de la COICA recuerda al mundo: es irónico que en el Amazonas «usemos máscaras para lidiar con el humo mientras tratamos de controlarlo o buscamos respiradores para que nuestra gente sobreviva al cruel Covid-19». Porque tenemos que decirlo: incluso en el Amazonas no podemos respirar.

La Carta está firmada por la Coordinación y los representantes de más de 3 millones de indígenas que constituyen más de 500 pueblos de la cuenca y el bioma del Amazonas.

CCJ NOTICIAS

Compartir