Cambian decisión: Sacerdotes de Roma pueden reabrir iglesias parroquiales ante Coronavirus

El Vicario del Papa para la diócesis de Roma, Cardenal Angelo de Donatis, promulgó un nuevo decreto con fecha del 13 de marzo en el que estipula que las iglesias parroquiales de Roma podrán permanecer abiertas tras el anuncio del día anterior que había estipulado el cierre de las parroquias y otras iglesias en Roma.

Sin embargo, las iglesias no parroquiales de toda la diócesis permanecerán cerradas, así como también todas las actividades pastorales y las Misas públicas seguirán suspendidas hasta el 3 de abril.

Desde el 9 de marzo, todas las Misas públicas de la diócesis habían sido canceladas, pero las iglesias habían permanecido abiertas para la oración personal y en algunos casos con Adoración eucarística y con la administración del Sacramento de la Confesión.

El Cardenal De Donatis señaló el 12 de marzo que esa disposición “es para el bien común” por lo que invitó a recibir “la Palabra de Dios que nos dice: donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” por lo que invitó “en este tiempo, aún más que antes, nuestros hogares deben ser iglesias domésticas”.

El decreto de cerrar las iglesias en Roma se produjo un día después de que el Primer Ministro de Italia, Giuseppe Conte, endureciera las restricciones del bloqueo nacional hasta el 3 de abril para frenar la propagación de la pandemia del coronavirus por lo que se incluyó el cierre de todos los restaurantes, bares y tiendas que no sean supermercados u otros mercados de alimentos.

Reapertura de las iglesias parroquiales
Pocas horas después del anuncio del cierre de todas las iglesias de la capital italiana, la diócesis de Roma promulgó un nuevo decreto este 13 de marzo en el que se lee que “la Iglesia de Roma en plena comunión con su Obispo, Supremo Pastor de la Iglesia Universal, es consciente del significado simbólico de la decisión tomada con el decreto anterior”.

El vicario del Papa Francisco recuerda que “la infección del coronavirus se está difundiendo de manera exponencial” y reconoce que “es evidente el riesgo de colapso de las estructuras sanitarias” por lo que es necesario “aplicar medidas para detener el contagio”.

No obstante, el decreto firmado también por el canciller, Mons. Giuseppe Tonello, afirma que “toda medida cautelar eclesial debe tomar en cuenta no solamente el bien común de la sociedad civil, sino también el bien único y precioso que es la fe, sobre todo aquella de los más pequeños”.

“El Decreto de ayer (468/20) viene modificado, poniendo en los sacerdotes y en los fieles la responsabilidad final de la entrada en los lugares de culto, de modo que no se exponga a la población al peligro de contagio y, al mismo tiempo, se evite el signo de la prohibición de ingreso al lugar de culto a través del cierre del mismo, dado que podría crear desorientación y mayor sensación de inseguridad”.

En esta línea, el decreto que había sido firmado el 12 de marzo que disponía el cierre de todas las iglesias de Roma ha sido modificado con este nuevo decreto para permitir el acceso en las iglesias parroquiales para rezar pero exhorta a los fieles a permanecer “con madura consciencia y con sentido de responsabilidad a las directivas de los decretos de la Presidencia del Consejo de Ministros de estos últimos días, en particular al decreto “permanezco en casa” (“#Io resto a casa” en italiano) hasta el 3 de abril.

Además, la comunicación oficial recuerda a los fieles católicos de Roma que “están dispensados de la obligación del precepto festivo” e informa que permanecerán “cerradas al acceso público las iglesias no parroquiales, y en general, a los edificios de culto de cualquier género”.

“La comunidad eclesial que nos une continuará a sostenernos en nuestro esfuerzo cotidiano de reaccionar a la emergencia con rapidez, eficacia y auténtico espíritu de fe”, concluyó el Cardenal De Donatis quien envió la bendición e invocó la intercesión de la Virgen del Divino Amor, patrona de Roma.

Generalmente, las iglesias parroquiales son las iglesias más grandes, que tienen mayor número de fieles, donde hay catequesis, se celebran Matrimonios, Bautismos, Confirmaciones y funerales. Las parroquias se definen por un territorio y dependen de la diócesis y está bajo la guía de un sacerdote designado como párroco. Los fieles que viven dentro de los límites territoriales son los parroquianos.

De estas iglesias parroquiales dependen otras iglesias más pequeñas, que son las que permanecerán cerradas.

Rezo del Ángelus en la Basílica de San Pedro
Por su parte, el arcipreste de la Basílica de San Pedro, Cardenal Angelo Comastri, expresó antes del rezo de la oración mariana que se transmite en directa a través del canal YouTube del Vaticano que “la Basílica de San Pedro ha estado siempre abierta, todos los días, también hoy, de las 7:00 a.m. a las 6:00 p.m. (hora local)”.

CCJ NOTICIAS

Compartir